30 maig 2020

Anar al contingut

Carta abierta a los gobernantes desde el exilio

Raquel Terres Cristofani

Carta abierta a los gobernantes desde el exilio

Luca Piergiovanni

Queridos gobernantes: Os escribo desde el exilio como miembro de una generación que tuvo que salir del país para ganarse el pan. Ya se que no os importamos, pero tenemos familia en territorio español que ahora mismo está viviendo los efectos de tener un estamento político que da más importancia a quedar bien con sus amigos y a cuadrar las cuentas que a servir al pueblo que les paga el sueldo.

Entretots

Publica una carta del lector

Escriu un post per publicar a l'edició impresa i a la web

Por si acaso viven debajo de una piedra y no se han dado cuenta, nuestros familiares, en grupo de riesgo, están sufriendo la falta de medios sanitarios debido a la falta de inversión publica, deslocalización de la industria, miopía populista y la filosofía del patadón 'p'alante'.

El material sanitario es una industria estratégica que ha de estar controlada por el Estado y garantizar unos mínimos de suministro en territorio nacional. Todo el mundo entiende que las empresas privadas busquen maximizar beneficios, pero el trabajo del gobierno es asegurarse de que las necesidades básicas de supervivencia de los ciudadanos quedan cubiertas.

Aun a riesgo de que se me censure, lo voy a decir alto y claro: incentivar la asistencia a la manifestación del 8-M fue un acto irreflexivo y suicida. Una cosa son las opiniones y otra cosa es la evidencia sanitaria. Las opiniones se pueden esperar unos meses. Las emergencias sanitarias, no. Lo mismo aplica al todopoderoso fútbol y otros saraos.

Tenéis la elección de ignorar los mensajes como este y seguir con vuestra ¿estrategia? O tenéis la opción de ser honestos con la gente, decirles que el pico de contagios no está cerca y que el confinamiento se va a alargar bastante más, y que sus vidas van a cambiar de ahora en adelante.

Desde el exilio, busco remover alguna conciencia para que alguien decida demostrar liderazgo, ser honesto con el pueblo y tomar las medidas adecuadas. Ni yo, ni muchos otros como yo, podemos hacer nada aparte de escribir artículos y cartas abiertas. Y aunque no representemos votos, nuestras familias sí que los representan. Y no van a olvidar esto.

Participacions delslectors

Mésdebats