El Periódico

EN DIRECTE El Madrid guanya l'alabes (4-0)

L'aportació dels lectors

Publica una carta del lector

Hemos hecho historia

Maribel Fernández CárcelL'Hospitalet de Llobregat

¿Què opines del tema de discussió? ¿Què et sembla l'aportació d'aquest usuari? Envia la teva opinió per participar en el debat.

Dijous, 8 de març del 2018 - 13:40 h

Una foto muy representativa, de los años 60, porque refleja el ayer de la mujer española de aquellos años de la dictadura. Tres mujeres que fuimos educadas con normas impuestas por aquella sociedad: casarnos, complacer al marido, llevar la casa, procrear y el cuidado de los hijos. Ese era nuestro futuro. No había ninguna otra opción, sobre todo en la clase trabajadora. O te casabas o no existías y quedabas aislada del resto del mundo. Porque la vida solitaria de aquellas mujeres, en edad adulta consistía, entre otras cosas en asistir a misa, visitar a los enfermos o cuidar flores.

Pero no en todas fueron así. Hubo una pequeña muestra de la clase obrera que, sobre todo, tras la muerte de Franco, luchó hasta conseguir que su futuro fuese diferente. A que sus sueños se cumplieran. A no depender del marido para poder sobrevivir. A que ellas pudieran tomar también sus propias decisiones. Fueron mujeres que, primero, se independizaron económicamente incorporándose al trabajo, debido a la falta de mano de obra, en las grandes capitales. Pero no conformes con lo que habían conseguido, siguieron avanzando. Muchas de ellas pusieron el ojo en los estudios. Aquellos que un día les negaron por no pertenecer a la clase privilegiada. Donde el pobre tenía prohibido mirar un libro. Lo único que les permitían era quitarle el polvo de la estantería si este era su trabajo. La ignorancia era buena para el señorío, la nobleza y el clero. Los tres pilares básicos de aquella cruel dictadura.

Aquellas ilusiones de las que miles y miles de chicas, venidas de los pequeños pueblos de provincias, empezaban a cumplirse en las grandes capitales como Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao. Esas grandes ciudades que le brindaron esa gran oportunidad para poder cambiar el mundo de la mujer trabajadora.

Dos mujeres, entonces niñas, de aquella foto están a punto de jubilarse. Han pasado muchos años y vivimos para contarlo. Nosotras somos una pequeña muestra de aquellas mujeres luchadoras incansables para salir del anonimato. Nuestras vidas, como el de muchas de ellas, ya son historia. Casadas, viudas, solteras, separadas o divorciadas, todos contribuimos a que esta sociedad nos acepte tal y como somos: seres humanos. Capaces de luchar por algo que hemos soñado y deseamos. Independientemente de si hayamos formado una familia o no. ¡Siempre hacia adelante!

Participacions dels lectors

La deriva de la discussió territorial

Jaume Valles Muntadas Sant Adrià del Besòs

Què ha passat? Avui per avui, en els àmbits mediàtics i polítics catalans i espanyols, la descentralització territorial en general i espec... continuar llegint

Posar en valor la credibilitat, l¿honestedat i la decència

Jaume Farrés Olesa de Montserrat

Vull expressar públicament el meu respecte i admiració envers totes aquelles persones que amb esforç, sacrifici i responsabilitat han acon... continuar llegint

"Déu meu, et demano que baixis a la Terra"

Lluis Sabarich Barcelona

Senyor Déu meu:... continuar llegint

Un dels millors del pitjors Barça de la història

Josep Gil Barcelona

El president Bartomeu té una espina clavada en termes esportius i sobretot futbolístics: el Barça de Laporta (i d'en Pep alhora).... continuar llegint

"Tan difícil és que arribi la fibra òptica a les nostres llars?"

Jordi Daví Barcelona

Sóc veí de Barcelona, del barri de Sants, concretament del carrer Tinent Flomesta. Fins al present no hem aconseguit que Movistar instal·l... continuar llegint

"Al independentismo le iría mejor sin Puigdemont"

José Antonio Avila López Terrassa

El Tribunal Supremo ha contestado al expresident Carles Puigdemont que es un huido de la justicia... continuar llegint

Barcelona, ciudad irreconocible

Cristina Casals Massó Esplugues de Llobregat

Aznar, un estadista venido a menos

Luis Fernando Crespo Zorita Alcalá de Henares

Dice Aznar que no a va pedir perdón porque no sabía nada sobre la 'Caja B' del PP. Sí sabemos que durante los o... continuar llegint

PP y C's pierden el norte

Ximo Estal Port de Sagunt