El Periódico

EN DIRECTE El Madrid guanya l'alabes (4-0)

L'aportació dels lectors

Publica una carta del lector

Ser madre, mayor de 30 años y mujer, etiquetas incompatibles con el empleo

EL PERIÓDICO

Mujer embarazada.

Marina Monje LópezCórdoba

¿Què opines del tema de discussió? ¿Què et sembla l'aportació d'aquest usuari? Envia la teva opinió per participar en el debat.

Dissabte, 9 de novembre del 2019 - 05:00 h

En los últimos años he tenido que enfrentarme al miedo de verme sin ingresos, con un bebé y una hipoteca. Todo empezó cuando me quedé embarazada, la ilusión pronto se transformó en ansiedad. Por aquel entonces llevaba casi dos años trabajando en una empresa dónde te regalaban los oídos con un empleo a largo plazo. De la noche a la mañana, todo se fue al traste, y lo que era una estabilidad por años se convirtió en la pesadilla del desempleo. A la mayoría de mis compañeros los reubicaron pero claro, yo estaba embarazada de tres meses y según la jefa de recursos humanos "no estaba en condiciones".

Ahí empezó una montaña rusa emocional a la que tuve que enfrentarme: miedo, frustración, impotencia... Pero tuve que afrontar la situación, recomponerme y asumir que no era menos válida por estar embarazada, así que aproveché la situación para seguir formándome, en vano. Pues al pasar los meses de baja, a cualquier oferta laboral a la que postulaba no llegaba más allá de la entrevista inicial: "Cargas familiares" se convirtió en mi nuevo eslogan profesional. Como si mi hija fuera una carga (más he aprendido de ella que de cualquier curso de formación).

Cada vez se complicaba más la situación, cada día pasado en el calendario agrandaba el vacío laboral y reducía mis oportunidades. Cuando mi hija cumplió un año al fin alguien desasoció su existencia como sinónimo de mi invalidez y me dio una oportunidad. El trabajo es limitado en horas, con un sueldo irrisorio y un horario excesivamente flexible pero para mí se traduce en "cotizar y llevar dinero a casa". Suficiente. ¿Es el trabajo de mis sueños? No, pero al menos no han inutilizado mis cualidades profesionales por ser madre, mayor de 30 años o mujer. Aun así, le robo horas al reloj y sigo formándome, otro máster, otro idioma, sumo y sigo, con el sueño de trabajar de lo que tanto he amado, como educadora o psicopedagoga, o con la esperanza de alcanzar, al menos, un puesto estable que me permita ver crecer feliz a mi hija y darle una vida digna.

La cualificación profesional no la dictamina el currículum, sino las personas.

Participacions dels lectors

El independentismo pierde fuerza, pero el Govern no recula

Guillermo Moya Torres Esplugues de Llobregat

En Catalunya, en estas elecciones del 10-N, incluso presentándose la CUP, el independentismo ha obtenido 500.000 votos menos que los llama... continuar llegint

Consignas de izquierdas en boca de Vox

Núria Marín Barcelona

Señores de Vox, no se apropien, por favor, de consignas emblemáticas que no corresponden para nada a su... continuar llegint

Soberanos, pero sometidos

Pedro Serrano Martínez Antoñán del Valle (León)

Me siento como ese socio propietario de una gran empresa que convoca a cinco candidatos a optar al puesto de... continuar llegint

Nos sentimos discriminados por el párroco de Sant Andreu de la Barca

Rosa Moya Barcelona

Mossèn Jaume, seguro que no se acuerda de la familia Medina Aucay, oriunda de Ecuador, pero trataré de h... continuar llegint

La copa menstrual, la revolució de la higiene femenina

Laia Minyana Barcelona

Enguany, el mercat de la higiene íntima femenina s'ha vist revolucionat per l'extensió d'un producte altament desconegut fins al moment:... continuar llegint

La autodeterminación, un concepto vacío y sin ningún recorrido

Robert Cros L'Hospitalet de Llobregat

Creo que el titular elegido para este escrito resume bien a las claras mi declaración de intenciones. Continúan los mediocres que ... continuar llegint

Para Amazon, ni eres ni fuiste

Juan Pablo Quijano Barcelona

Si darse de baja del operador de fibra o de la compañía de móviles es ya un ejercicio insensato y de alto riesgo para la salud, ... continuar llegint

La culpa no es de los MENA

Francisco Cárdenas Ropero Barcelona

EL PERIÓDICO ha publicado una entrevista con la señora ... continuar llegint

Por una política sana mentalmente

Lara Grande Barcelona

Gran parte de los políticos actuales son pirómanos, enfermos mentales, personajes llenos de odio. Algunos son ... continuar llegint