06 juny 2020

Anar al contingut

"Dejémonos de política y hablemos con propiedad: ¿El camino seguido por el independentismo es el más eficaz?"

Luis Estrada Sánchez y Marcos Díaz Tarragó

"Dejémonos de política y hablemos con propiedad: ¿El camino seguido por el independentismo es el más eficaz?"

LLUIS GENE

Ban Ki-moon, octavo secretario general de la ONU, se echaría las manos a la cabeza si leyese la marabunta de tuits y comentarios realizados por altos cargos sobre el derecho a la autodeterminación. Representantes de todos los partidos políticos mencionan diariamente el derecho a la autodeterminación, reduciendo al absurdo el contenido de dicho derecho, cuya complejidad técnica es considerable. Su uso puede parecer legítimo en contextos políticos, pero nuestra duda es la siguiente: ¿hasta qué punto dicho uso se adecúa a la realidad jurídica?

No se permite a los pueblos de un Estado que se conduce de conformidad con el principio de igualdad quebrantar la integridad territorial del mismo. Las colonias, territorios sometidos a regímenes racistas y ocupados a la fuerza, están sometidas a un estatuto distinto. Para ser considerada una colonia, Catalunya necesitaría asemejarse más a Cuba o Filipinas, pero el problema es que ni está separada geográficamente de la metrópolini existen diferencias palpables étnicamente hablando. Parece poco probable también que alguien afirme que Catalunya está ocupada militarmente, como sí es el caso de Palestina, y más ruin sería equiparar la catalanofobia con la segregación racial vivida en Sudáfrica durante el Apartheid. Ni vivimos inmersos en un conflicto bélico, ni nos separan por barrios según nuestra raza.

Vemos pues que la política va por delante de las reglas jurídicas. Debemos reflexionar si el camino seguido por el independentismo es realmente el más eficaz. Para aquellos que defendemos la existencia de vías legales en el sistema jurídico actual que podrían permitir una Catalunya independiente, nos cuesta comprender la ruta seguida hasta día de hoy. Por todo ello, animamos a todos los altos cargos, ya sean de un color o de otro, a abandonar esta demagogia banal de la que se impregnan, y les invitamos a que hablen con propiedad.

Entretots

Publica una carta del lector

Escriu un post per publicar a l'edició impresa i a la web

Participacions delslectors

Mésdebats