09 d’abr 2020

Anar al contingut

Llamada de socorro de una enfermera: "Ya estamos colapsados"

Julia Carretero Palacios

Trabajadores de Osakidetza (servicio vasco de salud) del Hospital de Galdakao aplauden en recuerdo a la enfermera de 52 años fallecida por Covid-19 donde desarrollaba su labor profesional en la sexta planta. El aplauso, acompañado también de 5 minutos de silencio, ha sido convocado por los sindicatos de SATSE, ELA, LAB, SME, CCOO, UGT, ESK, SAE y UTESE, en Vizcaya, País Vasco (España), a 20 de marzo de 2020.

Trabajadores de Osakidetza (servicio vasco de salud) del Hospital de Galdakao aplauden en recuerdo a la enfermera de 52 años fallecida por Covid-19 donde desarrollaba su labor profesional en la sexta planta. El aplauso, acompañado también de 5 minutos de silencio, ha sido convocado por los sindicatos de SATSE, ELA, LAB, SME, CCOO, UGT, ESK, SAE y UTESE, en Vizcaya, País Vasco (España), a 20 de marzo de 2020. / H.Bilbao (Europa Press)

Queridos lectores, bienvenidos a mi estado de alarma. Soy enfermera de un hospital comarcal, pero creo que podría hablar por todos mis compañeros, aquellos que, como yo, trabajan turno tras turno para intentar mejorar esta situación, dando lo que tenemos y sabemos.

Esta carta es una llamada de socorro, un socorro que debe ser escuchado por todas las administraciones de todos los municipios, por aquellos que los regentan y que nos intentan vender en todas las elecciones su preocupación por su gente, por su pueblo. Pues es el momento de demostrarlo.

El confinamiento se hizo para que no hubiera un colapso de los hospitales. Señores, ya estamos colapsados y desbordados. Hace días que nos encontramos en este punto. Los hospitales no tienen capacidad para este tipo de situaciones y ya no dan abasto para abarcar la magnitud de esta tragedia.

Llegas al turno con miedo de lo que te encontrarás, de tener los pasillos de urgencias y las plantas abarrotadas de personas a las que no podrás darle los mínimos cuidados, la mínima asistencia, la mejor muerte digna... y nos vamos con impotencia, con tristeza y con la desolación de que ese sentimiento por el que te hiciste enfermera, TCAE, médico, camillero... y un sinfín más de profesionales que trabajamos codo con codo, ahora no sirva por falta de medios, de espacio y de recursos. Necesitamos ayuda y la necesitamos ya. Necesitamos que abran espacios sociales, hoteles, pabellones... para poder hacer hospitales de campaña; necesitamos protegernos para no caer enfermos y poder seguir yendo a cuidar de los nuestros y de los tuyos, necesitamos tener el material necesario para poder tratar a poblaciones enteras. Señores, SOS.

Participacions delslectors

Mésdebats