El Periódico

EN DIRECTE El Madrid guanya l'alabes (4-0)

L'aportació dels lectors

Publica una carta del lector

El (no)poder del lila: más empatía social y judicial y menos pulseras

MIGUEL LORENZO

Una joven sostiene una pancarta contra la violencia machista.

Jana Mir FreixasArenys de Mar

¿Què opines del tema de discussió? ¿Què et sembla l'aportació d'aquest usuari? Envia la teva opinió per participar en el debat.

Dijous, 11 de juliol del 2019 - 05:15 h

Es ya un hecho evidente que las agresiones sexuales son el foco de todos los medios. Políticos, asociaciones, famosos, reivindican constantemente que se acabe con esta barbarie para las mujeres inmediatamente.

Y ante todo este revuelo mediático, como si de una nueva película de superheroínas se tratara, la pulsera lila con superpoderes ha venido a salvarnos. El gobierno, los ayuntamientos, las asociaciones, etcétera, proponen campañas para quitar el miedo a denunciar las agresiones sexuales acompañadas de una pulsera lila, con diferentes mensajes según el pueblo, con la intención de concienciar a las mujeres de que... Veréis, esta es la parte que no me queda clara:

¿Que van a ser agredidas en un momento de su vida y que por tanto es importante estar informadas?

¿Que la pulsera lila, aunque no te guste el color, te va a proteger ante una situación de este calibre?

¿Que como mujer vas a ser tratada siempre como víctima, porque tu palabra no tiene suficientemente fuerza?

¿Que denunciar es fácil, pero el proceso judicial que viene después es tremendamente desastroso?

Me pregunto pues, cuál es el objetivo de concienciación al cual se quiere llegar con todo esto.

Hay que vigilar con las campañas fuertes y con los revuelos mediáticos, porque a veces van más en contra que a favor. Una lucha lila intensa sin sentido también silencia a todas las mujeres sin querer.

Por favor, ¡más empatía social y judicial y menos pulseras lilas!

Participacions dels lectors

Camas o sillones: nuestras prioridades cuando seamos independientes

José Luis Flores L'Hospitalet de Llobregat

No sé como calificar al minibús 114 que nos han puesto en el barrio de Can Baró

María Rodríguez Fernández Barcelona

Ayer fui a buscar el minibús 114, como hago dos veces cada semana para ir al Casal de barri Pirineu, en Can Baró, y lo qu... continuar llegint

El Teatrí de Butxaca: el lloc on expressar-me i créixer com a poeta

Xavier Martí Garcia Barcelona

Vull referir-me a un grup d'amics que ha anat formant-se al voltant d'una persona excepcional: en Salvador Barrau.... continuar llegint

Si no vols caldo, dues tasses: preguntes sobre la mobilització ciutadana pel 'procés'

Robert Cros L'Hospitalet de Llobregat

Han de demanar perdó als professors de l'IES El Palau

Josep Vilà Olesa de Montserrat

S'ha arxivat, per part del jutjat de Martorell, la causa oberta contra els tres professors de l’IES El Palau de Sant Andreu ... continuar llegint

La divisió de l'independentisme per culpa d'ERC

Josep Gil Barcelona

Sergi Cebrià parla de l'atac de seny que ha de tenir Junts per Catalunya, segons ell encara Convergència -lamentable, el ... continuar llegint

Decepcions a cabassos

Xavier Avellaneda La Palma de Cervelló

Decepció, sí decepció, frustració, vergonya. Una suma de sentiments que sento envers els “meus” partits polítics, els que em repres... continuar llegint

La importància del sistema educatiu públic també a l'estiu

Santi Pérez Girona

Tota persona té dret al descans, al lleure i a vacances (article 24 de la Declaració Universal dels Drets Humans, DUDH). Ara bé, tots els&... continuar llegint

Crisis de confianza: "Ir de listillo puede salir bien durante un tiempo, pero tiene un corto recorrido"

Joaquim Montoliu Martínez Sabadell

Lo dijo claro Tardá: "No es un 'sí' a Sánchez, es un 'no' a Rajoy". La moción de censura presentada por el PSOE que encumbró a Pedro Sánch... continuar llegint