El Periódico

L'aportació dels lectors

Publica una carta del lector

Acabar la jornada laboral a las 18.00 horas es un imposible

Jaume Font GonzálezBarcelona

¿Què opines del tema de discussió? ¿Què et sembla l'aportació d'aquest usuari? Envia la teva opinió per participar en el debat.

Dimarts, 5 d'abril del 2016 - 09:01 h

Mariano Rajoy sigue sin intentar negociar nada de nada. Él sigue con lo suyo y ahora pretende sacarse de la manga que la gente trabaje hasta las 18 horas. Como siempre, sus propuestas son sin razonar y solo son el reflejo de la ineptitud de toda la cuadrilla del PP. Estaría muy bien que todos salieramos a las 18h, escolares incluidos, porque de otra forma no podríamos irles ha recoger a las 16 o a las 17. Y que a partir de esa hora ya todo estuviese cerrado, así podríamos practicar el ocio todos a la vez. Pero claro, eso estaría bien si los hospitales, las farmacias, todos los servicios sanitarios, cines, teatros, universidades, grandes almacenes etc. también pudieran hacer una jornada laboral hasta las 18h, por no hablar de bares, restaurantes y todos los servicios necesarios para que se pueda practicar el ocio. Resulta ser, que justamente estos, que son la inmensa mayoría de trabajadores de nuestro país, son los que ocupan estos puestos de trabajo y es su medio de vida, justamente cuando el resto deja de trabajar.

El Señor Rajoy, por lo visto no tiene otra cosa que hacer que pensar en imposibles, en restringir horarios y hacer que todo funcione según sus antojos que, como nos ha demostrado, no tienen ningún acierto ni en lo laboral, ni en lo económico, ni en educación ni sanidad. Con nuevas elecciones o sin ellas, todos los que piensan como él deberían abandonar el país y dedicarse a la petanca, aunque pensándolo bien ni a eso, porque con las bolas podrían hacer daños a sus contrincantes o inventarse nuevas reglas para ganar siempre ellos.

Participacions dels lectors

Sóc dona, feminista i m'agraden les dones

Beatriz Carbó Barcelona

Pel fet de ser una dona a qui li agraden les dones i a més, feminista, no ... continuar llegint

Luces navideñas en noviembre, un gasto prescindible

Marc Muñoz Secall Barcelona

En épocas como la que nos ha tocado vivir, en la que las 'agenda-setting' de los principales informativos nos relatan las penurias económicas que España... continuar llegint

Esclavos de los cánones de belleza

Gisela Micolau Lafuente Barberà del Vallés

Cuando nos usurpan los derechos sociales

Domiciano Sandoval Barcelona

El lunes día 4 de diciembre del 2017 me hacen una colonoscopia en el Hospital del Mar (he de decir que ya tengo cáncer de vejiga). El día ... continuar llegint

¿Quién decide qué es delito en Twitter?

Neus Emilio Estapé Dublín

Hace unas semanas el Gobierno español anunciaba que no habría impunidad ante las personas que se habían reído en Twitter de la muerte del&... continuar llegint

Aprendamos a agradecer lo que tenemos

Marina Tomás Santacreu Alfarràs

Deja un hueco para el postre

Melania Blanco Armario Sant Joan de Vilatorrada

Regalem amb consciència

Irene Font Barcelona

Quan regalem una joguina a un nen/a estem ensenyant-lo/a com s'ha de comportar i, també, com la societat vol que aquest/a es comporti. Li ... continuar llegint