Anar al contingut

Las abuelas toman el control de la moda

Iris Apfel y Baddie Winkle son dos de las nuevas musas de las grandes marcas

¿Se puede ser icono de moda con más de 80 años? La respuesta es sí. En plena era del consumo de masas donde la mayoría de las mujeres buscan la perfección y el elixir de la juventud, surgen tendencias al margen de lo establecido. Vivimos en una sociedad de contrastes donde Gisele Bundchen se retira de las pasarelas con 35 años, pero por otro lado se encumbra a mujeres de más de 80 que protagonizan sesiones con los mejores fotógrafos del mundo y campañas publicitarias de millones de dólares. Sí así es, estamos en un momento en el que en la moda todo es posible, o quizá como dijo Balenciaga, la moda está ya muerta.

Uno de los últimos personajes en acaparar los flashes del 'star system' de la moda es Baddie Winkle, algo así como 'arruga malota' en inglés. Su nieta debió de ver todo el potencial de su abuela y le abrió una cuenta en Instagram. Ahora tiene más un millón de seguidores en la red y no es de extrañar porque nada se le resiste a Baddie, esta mujer de 87 años con espíritu adolescente, es amante de la marihuana, de las plataformas de colores y de los 'shorts' y tops. Su presentación en la red ya dice mucho de ella: "Robándote a tu chico desde 1928". Todos quieren retratarse con el ídolo de Miley Cirus y de los festivales más 'underground'. Y aunque no lo crean, Baddie ya ha tenido su propia sesión de fotos emulando a Kate Moss o Kurt Cobain.

LA 'RARA AVIS' DE LA MODA

La arruga también es bella y saber llevar los años con dignidad es perfectamente posible, pero la moda no parece haberse enterado hasta ahora. Sobre todo, ha sido gracias a Iris Apfel, la llamada 'rara avis' de la moda. Curiosa es su historia, ya que sorprendentemente no se hizo 'it-girl' hasta los 84 años cuando un comisario del museo Metropolitan de Nueva York, MET, descubrió su espectacular colección de joyas. La neoyorquina trabajó como para la Casa Blanca desde 1950 hasta 1992. Pero no sólo eso la hace especial, Iris es extravagante y, como ella dice, amante de las rarezas. Además, tiene uno de esos armarios de museo con piezas de Balenciaga o Armani que haría la boca agua a más de una.

Durante su estancia en Barcelona, como embajadora de 080 Barcelona Fashion Week, y en plena ola de calor, la interiorista de 93 años no dejó de visitar las mejores tiendas de la ciudad para encontrar tesoros como collares o piezas exclusivas como las que buscaba viajando para las primeras damas de la Casa Blanca. Entusiasta, afectiva y con unas inmensas ganas de vivir, Apfel crítica la moda actual en la que todos quieren vestirse igual. "Conocerse a uno mismo lleva esfuerzo y si quieres ser alguien, debes tener opiniones y actitud. Pero parece que para todo el mundo es mucho más fácil obedecer y seguir lo que otros te ordenan", decía en una entrevista para el suplemento SModa.

TRIUNFAR EN LA MODA CON 70 AÑOS 

El estilo no se compra, aunque se puede ganar con el tiempo. Pero esto es algo que les sobra a estas nuevas estrellas de las revistas de moda. Daphne Selfe es una de ellas. Empezó con 20 años como modelo, pero hasta los 70 años no empezó a despuntar. Con 83 años, esta mujer inglesa de pelo largo canoso y pómulos marcados, ha protagonizado campañas de Dolce&Gabbana y ha posado para Mario Testino. El éxito para ella está en enfrentarse a la vejez sin darle más vueltas, comer sano y  hacer ejercicio. Vamos, todo un clásico. Con un energía inagotable, coincide con Apfel en señalar que las mujeres de hoy en día visten según las tendencias sin pensar en si les sienta bien lo que llevan puesto realmente.

La vejez empieza a estar bien vista en un mundo donde parece que ser joven está premiado con el reconocimiento social. ¿Cuántas veces hemos visto a mujeres que no quieren confesar su edad? Estamos cansados de ver bellos rostros desfigurados por la cirujía porque no han sabido aceptar el paso del tiempo. Hay cosas que aún así son compatibles, se puede aceptar la vejez sin hacer ascos a los retoques estéticos. Así piensa la que también fuera musa de Salvador Dalí, Carmen Dell'Orefice. Es la modelo con la carrera en activo más larga de la historia porque empezó con 15 años y ahora tiene 84. Frases como "para el sexo soy tan golosa como para la comida", le pertenecen. Con un estilo impecable y un pelo blanco reluciente, Carmen dice querer vivir hasta los cien años y cuando muera, quiere que la entierren con unos zapatos de tacón alto. ¡Qué aprendan las veinteañeras!

0 Comentaris
cargando